Posted in Version Originale

Mario Bellatin : un acercamiento al dinero en la literatura.

Partager : Logo de Facebook Logo de Twitter
Mario Bellatin : un acercamiento al dinero en la literatura. Posted on 9 avril 2021

La relación entre el dinero y la literatura es una dicotomía que genera multiplicidad de horizontes de sentidos que contrarrestan entre la noción espiritual y material de ambos fenómenos, diferencia que ha llevado a crear un puente narrativo, desde el cual no han sido pocos los escritores que han visto en el dinero una temática de presentación de las angustias, deseos y temores más profundos del sujeto. La ficción del dinero va más allá de servir como un simple objeto o accesorio en los relatos, ya que representa el motor esencial de la narración. Entre los autores que figuran en el ámbito de las ficciones del dinero se destaca Mario Bellatin, escritor y fotógrafo, ganador de múltiples premios literarios y merecedor en el año 2007 del reconocimiento que destaca a su novela Salón de Bellezas entre los mejores 100 libros en lengua castellana de los últimos 25 años. Bellatin tiene como aspectos principales en sus obras temáticas que representan la crueldad, fealdad y enfermedad, desde una propuesta que busca ir más allá de la legibilidad.

La obra de este escritor mexicano incluye más de 30 publicaciones entre relatos, novelas y ensayos, acompañados de la creación de una Escuela dinámica de escritores y la apuesta editorial de Los cien mil libros de Mario Bellatin, haciendo de su propuesta literaria una reflexión interna sobre el rol del escritor y los modos de producción y circulación de la literatura. De una importante hibridez literaria, así como cultural, el universo de Mario Bellatin presenta en sus obras un vínculo directo entre la literatura, las artes plásticas, la fotografía y la pintura, hecho que evidencia una forma clave de entender su obra. En su escritura es posible encontrar un estilo que crea un juego entre las barreras de la realidad y la ficción, y que tiene como finalidad, expresar la naturaleza misma de la escritura como posibilidad de construcción de un mundo simbólico propio.

En el año 2013 publica su novela El hombre dinero, una obra que relata las formas en las que opera el dinero y su relación con los personajes, la literatura y el entorno social, más allá de una perspectiva meramente económica, esta obra nos presenta una propuesta del dinero que permite entenderlo por medio del desplazamiento de un sentido material a un diagnóstico sociocultural, reflejando, de esta forma, la desmaterialización del mismo y el entendimiento de su realidad mediante la mutabilidad de su esencia. La particularidad que destaca esta novela parte del carácter simbólico entre la relación del dinero con la literatura, hecho que logra vincular a los personajes y sus mundos de experiencias con la noción del valor, en una narración que evidencia la realidad de las sociedades modernas sumidas en una estructura de capitalismo económico.

Bellatin crea un relato inmerso en juegos del lenguaje que posibilitan entender las vivencias más representativas del sujeto por medio de la indagación en la conciencia de los personajes a forma de narración anacrónica, generando con esto una suerte de preservación de la memoria y un entendimiento del mundo de la vida. La historia se posiciona en la conciencia y sentimientos más profundos del protagonista utilizando el recuerdo como posibilidad de rememorar un tiempo anterior, el cual es recordado desde la experiencia del sujeto y el posicionamiento de un yo pasado mediante una serie de vivencias y experiencias que interactúan en vínculos de interdependencia con otros sujetos.

Esta historia está dividida en dos partes y es narrada en tres relatos; Infancia, escritura e historia, desde los cuales es posible participar en la reflexión metódica del protagonista, realizando así, un viaje en el tiempo que rompe con la linealidad temporalpara presentar diferentes momentos vivenciales como son: su nacimiento, su infancia, el comienzo del proceso de escritura en su vida y la relación con su padre y con su sueño recurrente “El sueño del hombre dinero”. Esta novela representa un relato denso que logra vincular el dinero con la historia completa del protagonista y su relación con la literatura, la familia, la escritura y las dinámicas sociales.

La construcción del personaje El hombre dinero se genera desde la voz del
protagonista, el cual realiza una unión de los relatos del sueño de su padre y configura en la segunda parte la totalidad de su existencia. El juego de significado del nombre de este personaje estructura la primera lógica de su identidad; un hombre hecho y obsesionado con el dinero. Este personaje se posiciona desde el derecho a poseer todo el dinero del mundo, pero lejos de ser este el argumento central de su existencia, la importancia de su realidad radica en los símbolos y sentido que este personaje otorga a los tipos de dinero, los cuales clasifica desde su propia subjetividad. En la estructura de la obra, el dinero se convierte en un bien que adquiere significados según su naturaleza, así pues, este objeto adquiere clasificaciones como: “precioso” “recuperado” “antiguo” y “robado”, hecho que lo delimita y convierte en un bien cualitativamente heterogéneo. En efecto, en este punto es necesario destacar la función diferenciadora del llamado “dinero precioso”, el cual genera una ruptura de la lógica de interpretación del capital por parte del personaje, debido a que su valor responde a una distinción de tipo afectivo, este dinero es el centro de reflexión de la vida del personaje puesto que estructura un vínculo que tiene como objetivo final la búsqueda de su origen y del sentido de su realidad. También llamado dinero antiguo, este capital crea una relación que establece una conexión, un tanto satírica, entre el dinero y la literatura, representando, de esta forma, un notorio fetiche del personaje por coleccionar dinero con rostros de escritores que nunca en su vida había leído.

“Curiosamente, no lo había hecho de la manera tradicional, es decir leyendo alguna de algún autor de su interés, sino que entre sus colecciones de billetes poseía imágenes de autores en su superficie. A lo largo de su vida había guardado dinero que mostraba el rostro de Shakespeare, Cervantes, Dante Alighieri.”. p 94.

Esta obsesión con el dinero, presente en el transcurrir de la novela, pone en cuestión el carácter del dinero en las dinámicas sociales describiendo su importancia como algo vital en el mundo de la vida, haciendo alusión así mismo, a la capacidad consumista en la cual se puede ver inmerso el campo literario respecto al consumo y acumulación material de obras literarias de las cual se desconoce su valor más allá de una simple exhibición cultural.

Así mismo, referente a la presencia del dinero- y de los tipos de dinero- en la historia, se hace imperiosa la necesidad de establecer la realidad del personaje que toma protagonismo de la segunda parte de la novela; El hombre dinero. Este personaje establece una dicotomía, que en un primer momento pone en consideración la existencia de su vida, debido a que la construcción de su identidad se configura en el sueño del padre del protagonista, quien en un intento de escapar de su atormentada existencia, configura un relato que da vida a este personaje, pero más allá de la existencia del hombre dinero como producto de un sueño, esto genera un conflicto en la temporalidad de la historia, ya que su identidad se configura en la conciencia del padre. Desde esto, que la realidad del hombre dinero establezca una doble experiencia entre sueño y vivencia, por una parte, como invención del padre, pero también como el deseo interior que representa convertirse él mismo en el Hombre dinero de su mundo de la vida, generando de esta forma, que la existencia de este personaje se configure en una realidad mundo-sueño.

En el desarrollo de la historia, el dinero lejos de servir como una salvación, logra enfermar, enloquecer y obsesionar a los protagonistas, creando una trama que pone en cuestión la temática del dinero y su influencia en el mundo desde una lógica que se aleja de su concepción tradicional, entendido como capital económico, para representar el dinero y sus múltiples formas de interactuar con los individuos y leer lo social desde una relación entre mundo ficcional y mundo real. En esta obra la narración logra vincular la escritura y el dinero, la imaginación y el capital desde una visión en la cual el dinero no es presentado como un héroe, noción ampliamente bursátil, sino que rompe con los paradigmas establecidos y es presentado desde su desarrollo en las estructuras más internas de la vida familiar e individual de los sujetos. En esta novela el capital económico representa el vehículo de interacción de los sujetos en una relación de interdependencia que liga tanto el sentido material con el simbólico, generando con esto, un proceso de reducción trascendental que comienza con una noción mercantil para trascender a comprender el dinero como un fenómeno del mundo. La relación entre hombre y dinero se vinculan en la narración presentando la naturaleza mutable de este bien y evidencia la conexión directa entre el mundo de experiencias de los hombres y los bienes materiales.


“– ¿Se murió? – me parece que preguntó mi padre a la nada mientras yo estaba casi dormido a su lado.

-No, perdió su dinero, que es peor” oí que se respondió a sí mismo”. p 71

Este universo narrativo logra romper las barreras del tiempo y de la narración, para expresar el papel del dinero en las sociedades actuales y el posible efecto de obsesión que puede generar en los hombres, creando así, una trama que pone en cuestión la realidad moderna idealizada en el capital económico en términos de sueño o pesadilla. En palabras de otro creador de representaciones del dinero en la literatura, con Borges en su magnificado cuento El Zahir, encontramos la pregunta fundamental que podría llevar a indagar en el argumento central de la novela, “Cuando todos los hombres de la tierra piensen, día y noche, en el Zahir, ¿Cuál será un sueño y cuál una realidad, la tierra o el Zahir? (Borges, El Zahir, 1949). Precisamente desde este interrogante, la historia propuesta por Bellatin construye una trama que cuestiona la figura del dinero y su influencia en el mundo de la vida, las dinámicas culturales y la sociedad desde una realidad que rompe con la concepción tradicional, para representar el dinero y sus múltiples formas de interactuar con los hombres. Entendiendo el carácter abstracto de este objeto y su relación con la historicidad de los personajes, es posible la comprensión de las representaciones del dinero, evidenciando así, una pérdida del sentido económico y una ganancia del metafórico.

Finalmente, se puede comprender que las nociones del capital económico presentadas en la novela El hombre dinero de Mario Bellatin establecen un juego de horizontes de sentido desde una propuesta que rompe con la temporalidad y la lógica binaria tradicional, para dar paso a una escritura que posibilita otorgar sentido a la existencia, y en la cual se destacan dos aspectos principales; primero, la clave del hecho fantástico en el relato se produce utilizando el dinero como símbolo de representación y en segundo lugar la clave para su comprensión se encuentra en la lectura, que permite, desde el conocimiento del mundo de la vida, entender el funcionamiento del universo narrativo. El dinero en esta narración es mutable y carente de valor de cambio, transformándose de una lógica puramente mercantil, a representar un análisis de las interacciones del dinero con los individuos y el entorno social.


Bellatin, Mario (2013). El hombre dinero. México D.F. Sexto piso, S.A.
Borges, Jorge Luis (2004). “El Zahir”. El aleph. Obras completas (I). Barcelona: Emecé.

Laisser un commentaire

Votre adresse de messagerie ne sera pas publiée. Les champs obligatoires sont indiqués avec *